Puede germinar las semillas de marihuana directamente en tierra poniéndolas a una distancia de un centímetro en la tierra húmeda. Es mejor usar tierra para semilleros ya que esta es balanceada, con un PH alrededor de 6 y no muy altos niveles de nutrientes. Asegúrese de que la tierra no se seque mucho. Es mejor mantenerla cubierta con plástico transparente o con una tapa hasta que las semillas hallan salido de la tierra. Y sean visibles en aprox. 3-7 días. La temperatura debe estar alrededor de los 20º C (68F).

También puede germinar las semillas de cannabis entre dos toallas de papel o algodón, que deberá mantener humedecido, a oscuras y a temperatura ambiente. Al cabo de un par de días habrán germinado y estarán listas para ser transplantadas en pequeñas macetas con tierra, preferiblemente tierra especial para semilleros. Después de aproximadamente dos semanas ya podrá transplantarlas al suelo o a macetas más grandes.